Hamacas para Bebé

¡Felicidades! Acabas de tener un bebé y una de las mejores compras que puedes hacer es comprarle una hamaca.

¿Por qué es bueno comprar una hamaca para bebés?

Las hamacas para bebés son lugares cómodos, seguros y divertidos para los más pequeños de la casa desde donde pueden observarnos mientras nosotros realizamos otras tareas del hogar, De esta manera no se sienten solos ni debemos dejar de vigilarlos nunca.

La mayoría de las hamacas incorporan juegos infantiles que les ayudan a descubrir el mundo. Por ejemplo, con los objetos con diferentes tipos de textura desarrollan el tacto, también pueden tener juguetes musicales, sonajeros, peluches o aros colgados a los que se pueden agarrar para fortalecer sus bracitos.

Por lo tanto, si compramos una hamaca, los padres estaremos seguros de que nuestro hijo no corre peligro y se está divirtiendo mientras aprende.

bebé en su hamaca de bebes con juegos

Seguridad

La seguridad de una hamaca de bebés es fundamental para que el niño tenga confianza y le guste estar en ese lugar. Su estructura debe ser lo suficientemente robusta como para que los movimientos del bebé no la tiren al suelo, incluso, si la hamaca hace funciones de balancín.

Por supuesto, la hamaca debe cumplir con todas las normas de seguridad europeas y no tener objetos puntiagudos, esquinas afiladas o piezas que se puedan tragar accidentalmente.

Es importante fijarse en que la hamaca que vayamos a comprar tenga un cinturón de seguridad para que podamos sujetar al pequeño y no se nos caiga al suelo. Sería raro encontrar una hamaca que no tuviera este dispositivo.

¿Qué hamaca de bebé comprar?

Tiene que cumplir con todas las características que hemos comentado anteriormente pero, además, es bueno fijarse en las siguientes características:

  • Peso máximo que puede soportar
  • Sistema de bloqueo para que quede totalmente fija
  • Que el asiento tenga varias posiciones, ya que el bebé crece y nos interesará que se pueda reclinar.
  • Que la funda de la hamaca se pueda sacar y meter en la lavadora (los bebés vomitan y se hacen pipi y caca).

¿Cuándo se puede usar una hamaca para bebé?

Muchos padres primerizos se preguntan a qué edad pueden se puede utilizar una hamaca para bebés. De hecho, se puede usar desde, prácticamente, el primer día, pero esto dependerá de cada niño.

Los bebés recién nacidos no tiene fuerza para mantener su cuello rígido, ni tienen fuerza en sus extremidades, ni saben andar. Con una hamaca, tampoco es necesario que dispongan de esas habilidades, ya que los bebés quedan semi-tumbados en una posición inclinada que no requiere que ellos hagan fuerza alguna con su cuello, brazos o piernas, en un soporte acolchado.

Lo mejor, es ir probando cada cierto tiempo, si el bebé se siente cómodo en la hamaca y nosotros mismos nos daremos cuenta de cuándo es el mejor momento para usarla con frecuencia. Ya veréis como no tardaréis mucho.

¿Cuándo dejar de usar la hamaca?

Este factor también dependerá de la evolución de cada niño pero, lo normal, es que la utilicemos hasta que tenga seis meses de edad porque nuestro bebé ya ha crecido, tiene más fuerza en su brazos y piernas, es más movido, empezará a gatear y lo último que quiere es quedarse estático en una hamaca. ¡Comienza a descubrir el mundo!

Hamaquita Crece Con Mi Bebe Beig
  • Mundibebe
  • Producto para bebé
Hamaquita Crece Con Mi Bebe Azul
  • Mundibebe
  • Producto para bebé
Rebajas
Ingenuity, Columpio-Hamaquita 2 en 1 - 5 velocidades de balanceo, 8 melodías y 3 sonidos...
  • Se convierte de una mecedora a un asiento vibrador con easylock
  • El diseño de slimfold permite plegarla para un almacenamiento o traslado fáciles
  • Alimentado con Hybridrive Technonogy -las baterías duran hasta 3 veces más
Valora este artículo